'.PHP_EOL; print ''.PHP_EOL; ?>

Posts Tagged ‘ marcha indignada ’

Una compañera indignada… de marcha!

Martes, agosto 2nd, 2011

Hoy queremos compartir con todos vosotros la experiencia de nuestra compañera indignada Laura. Nos ha escrito un email en el que relata su experiencia en el viaje que la llevó de Bilbao a Madrid el fin de semana en el que se unieron en una todas las marchas indignadas.

Gracias Laura por hacernos partícipes de tu experiencia!!

Quiero contaros mi experiencia del viaje a Madrid del pasado fin de semana… o intentarlo, porque no sé si podré transmitiros con palabras la inyección de ilusión que ha supuesto para todos.

Llegamos al Parque Norte sobre las 15h del sábado 23, y observamos con asombro un montón de tiendas de campaña, unas mesas con comida, carteles de bienvenida y gente, mucha gente!

Los compañeros allí presentes nos recibieron entre aplausos por el mero hecho de haber llegado, y fue muy gratificante, pero no tanto como encontrarnos con muchos compañeros indignados de la plaza del Arriaga-15 de Mayo de Bilbao! Mirase donde mirase conocía a alguien y fue mejor que estar en casa.

Tras una asamblea bastante operativa decidimos cómo recoger todo y comenzamos la marcha hacia Sol, no sin antes recibir algunos consejos legales por si hubiese altercados,  lo cual ya fue una muestra de la gran organización de los compañeros de Madrid.

Desde el primer minuto salimos gritando consignas tan llenas de sentimiento como la de “De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste!!”

Tomamos la carretera hasta la plaza de Castilla donde algunos vecinos nos miraban con cierto asombro.

Avanzamos por el paseo de La Castellana, al principio por la derecha del todo, (para quien no lo sepa es una calle de varios carriles por sentido) tras pocos minutos parece ser que todos pensamos lo mismo a la vez y decidimos ocupar la vía entera, en toda su anchura, calculo que seríamos más de 700 personas, pero si alguien sabe calcularlo mejor que nos lo diga…

Hicimos varias sentadas durante la marcha para hacer tiempo ya que habíamos concretado entrar a las 21h en punto en Sol, a la vez que el resto de marchas, nos sentíamos impacientes y emocionados y de vez en cuando saltábamos al grito de “abrazo colectivo, abrazo colectivo” y conseguíamos fundirnos un numeroso grupo en un enorme abrazo! Fue muy emotivo cuando nos juntamos con una cantidad incontable de gente que esperaba nuestra llegada en algún punto de la calle y corrimos todos a abrazarnos! miradlo aquí!

La esperada llegada a la plaza no fue tan coordinada como esperábamos .La plaza ya rebosaba de gente a nuestra entrada, llegamos corriendo por la emoción y volvimos a crear un enorme “abrazo colectivo mientras saltábamos de alegría”.

Los compañeros que habían llegado a pie no eran capaces de contener las lagrimas, algunos incluso no fueron capaces de sostenerse sobre sus rodillas y cayeron rendidos por la emoción y el cansancio, lo habían conseguido, habían alcanzado El Sol a pie…

Al rato comenzó una asamblea que se alargó hasta la madrugada en la que participaron caminantes de todas las marchas, ¡Cómo olvidar la intervención  de una chica que nos relató su sentimiento a ritmo de rap, o la de los compañeros del sur animando nuestras almas cansadas con su canción, todos aprendimos en seguida el animado estribillo y nos pusimos a cantar y balilar, aquí os dejo un link.

No menos emotivas fueron las palabras de un chico de Teruel, que nos recordaba que Teruel existe, y que habían llegado a Madrid 50 personas desde allí, “casi todos sus habitantes” decía bromeando o la intervención de unos músicos de la ruta noroeste que también nos deleitaron su himno particular que también podeis escuchar aquí

Y como estas, otras muchas cargadas de emoción y ganas de seguir luchando.
Fue para todos una noche cargada de emoción, lágrimas, sonrisas e ilusión, mucha ilusión por seguir el camino que hemos emprendido y no debemos dejar.

Al término de la asamblea nos dirigimos al Paseo del Prado donde los compañeros de Sol ya habían habilitado una cocina rebosante de comida para todos y nos instalamos.

Esa noche acabó pronto para mí que estaba rendida de cansancio por la emoción vivida esa tarde. El domingo comenzó temprano y el día transcurrió cargado de asambleas por distintos puntos de la ciudad.


Vivimos ciertos momentos de tensión cuando unos compañeros decidieron cortar el tráfico en la Cibeles para reclamar que el ayuntamiento abriera el agua que no salía de los grifos de las fuentes del paseo ni de los baños públicos, nos dijeron que se trataba de una avería, pero no podíamos creerlo, finalmente unos compañeros indignados fontaneros consiguieron restablecer el suministro de agua de la improvisada cocina y los ánimos se calmaron.

Durante la corta revuelta uno de los conductores atropelló a nuestra compañera Iratxe de Bilbao, y se dio a la fuga, por suerte no le pasó nada y más tarde algunos de los presentes la acompañaron a poner una denuncia en calidad de testigos.

La manifestación de la tarde fue impresionante, no habíamos tomado la calle, habíamos tomado Madrid! El recorrido inicial se quedó pequeño para la masa de gente que éramos y nos separamos por varias calles del centro. Algunos llegaron a la Moncloa y me lo perdí!

A nuestro paso instábamos a los vecinos a unirse a la manifestación con consignas como “ no nos mires únete”, “ si no te unes, mírate” ; “ si hoy no te unes, mañana no te quejes” o “ no se arregla España tomando cañas” para los que se encontraban aposentados en las terracitas de la zona observándonos con incertidumbre y cierto desdén.

Al bajar por la calle Preciados todos los comercios se encontraban abiertos y también les gritamos cosas como “los domingos no se trabaja”, “explotación no es la solución”, proclamas en contra de Botín, etc.

Al llegar a Sol no nos pareció suficiente y decidimos acercarnos a la calle donde se encuentra el edificio del Parlamento donde nos esperaban unas vallas y un cordón policial que intentamos franquear sin éxito, saltar aquellas vallas significaba que podíamos acabar detenidos o con fuertes sanciones, por no hablar de la repercusión física que obtendríamos antes de eso, y nos daba apuro pensar que quizá algunos indignados podían malinterpretar la acción de saltar las vallas asique decidimos no hacerlo pero sí acampamos a ambos lados de la zona cortada y la noche transcurrió sin incidentes.

Pasamos las horas siguientes hablando con compañeros de otras ciudades y fue muy enriquecedor además de divertido. Un cariñoso saludo desde aquí a Rafa de Marbella, a los indignados Vallisoletanos que su empresa, Iveco acaba de dejar en la calle, y uno muy especial a Adrián, compañero de Madrid que estuvo toda la noche preparando y bajándonos comida desde Sol hasta la plaza de Neptuno! ( y a los que no vimos pero también se lo curraron).

El lunes, más asambleas, más conversaciones con gente de otras ciudades y más ilusiones… me dio mucha pena volver a Bilbao y dejar allí el campamento del Prado, que para cuando nos fuimos ya contaba con biblioteca, puesto de información y enfermería!

No me despido sin destacar la fantástica actuación de los servicios del Samur de Madrid, a los que tuvimos que llamar cuando un compañero sufrió un ataque epiléptico. No tardaron ni 2 minutos, llegaron en 2 motos hasta el mismo lugar de la acampada donde estaba el afectado y le asistieron. Al comprobar  que necesitaba una ambulancia, avisaron, y esta no tardó ni un minuto en aparecer, ya no supe más del compañero, espero que se recuperase bien.

Regresamos a casa con tristeza por irnos, pero cargados de ilusión, emoción  y ganas por continuar.

Me ha encantado la experiencia, ha sido inolvidable! Gracias a todos  por estar ahí, por ser como sois, por seguir luchando, por demostrar que la gente es buena por naturaleza y es esta sociedad contaminada la que la vuelve mala, y en definitiva por haber empezado a cambiar el mundo! Os llevo conmigo! Os envío un caluroso abrazo colectivo!

Laura. Bilbao. Julio 2011

Como dice Laura en su email… os enviamos un caluroso abrazo colectivo!!

Hasta el próximo post,

DRYBizkaia.